DERECHOS SOCIALES

En nuestra Región la brecha social sigue creciendo y es urgente que desde la Comunidad de Madrid se impulse una ley para la protección e inclusión social del conjunto de las madrileñas y de los madrileños. Sin embargo, las políticas del Partido Popular van en la dirección contraria y están agudizando las desigualdades.

Esto ha dado lugar a que los Ayuntamientos, la administración más cercana, se vean desbordados ante la demanda de personas que acuden a los Servicios Sociales Municipales, ya que no disponen de la financiación y, por tanto, carecen de recursos suficientes para poder prestar un servicio digno que llegue a todas las personas que lo necesitan. En el caso concreto de nuestro Ayuntamiento, esta situación se ve agudizada por la dificultad que supone dar cobertura a una ciudad con las características socio-económicas de Parla, con la escasez de recursos de la que dispone actualmente el Consistorio.

Desde Otra Parla es Posible apostamos por el fortalecimiento de unos Servicios Sociales que procuren la transformación social a través de la inclusión, la prevención, el acompañamiento, la garantía de derechos de la ciudadanía y la convivencia.


 

Vivienda

 

La vivienda es un derecho fundamental que debe ser garantizado y protegido por las administraciones públicas. Es necesario que las instituciones competentes garanticen la función social de la vivienda y pongan recursos para evitar el uso especulativo de la misma.  

Nuestra ciudad, especialmente castigada por los desahucios, carece de viviendas propiedad del Ayuntamiento que poder poner a disposición en alquiler social. Sin embargo, la situación requiere de la búsqueda de medidas urgentes para poder dar una alternativa habitacional a todas aquellas vecinas y vecinos que la necesiten.  

Propuestas para impulsar un nuevo Plan de Vivienda Municipal, más eficaz en la lucha contra los desahucios: 

  • Acompañar y facilitar la labor de los movimientos sociales en defensa de la vivienda digna.

  • Dotar a la Oficina Municipal de Vivienda de los medios necesarios para poner en marcha un servicio de asesoramiento jurídico y psico-social que pueda atender a ciudadanas y ciudadanos en situación de desahucio o cualquier situación relacionada con la carencia de alojamiento.  

  • Asimismo, la Oficina de Vivienda gestionará el acompañamiento a personas en proceso de desahucio en sus correspondientes negociaciones. 

  • Puesta en marcha de un Fondo Social de Viviendas de Emergencia formado por:

    • Las viviendas vacías del municipio, para lo cual previamente se elaborará un catálogo de viviendas vacías (incluidas de bancos, previa negociación con los mismos).

    • Las viviendas incluidas en la Bolsa de Alquiler de Viviendas Compartidas, mediante programas orientados a garantizar una estancia segura y adecuada de las personas mayores que viven solas en sus hogares, facilitando que compartan su vivienda con otras personas a las que les suponga un ahorro en el alquiler a cambio de ciertos compromisos para con su arrendatario.

    • Viviendas correspondientes a las promociones del Plan de Vivienda, previa negociación con las empresas propietarias de éstas.   

  • Estudiar los pliegos de condiciones de las distintas promociones del Plan de Vivienda para asegurar que se cumplen y, en caso de no ser así, reclamar por vía legal la gestión de las correspondientes viviendas.  

  • En el caso de las promociones que actualmente han pasado a ser propiedad de entidades bancarias (Toledo 15, Fuenlabrada 75 y Fuente Arenosa 1) negociar con las mismas la puesta a disposición de pisos de dichas promociones para emergencia habitacional.  

  • Creación de una Comisión Mixta de Política Social en la que se aborden de manera transversal áreas como Vivienda, Empleo, Bienestar Social, Igualdad, etc.  

 

Propuestas fiscales para la mejora de la Política de Vivienda Social en Parla: 

  • Poner en marcha medidas en las Ordenanzas Fiscales para favorecer que los pisos vacíos se pongan en alquiler.

  • No cobrar el Incremento del valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (conocido como plusvalía) en las situaciones en las que hay exención del pago, como es el caso tras ejecución hipotecaria.  

Propuestas de reivindicaciones por parte del Ayuntamiento hacia otras administraciones:  

  • Necesidad de impulsar desde la Comunidad de Madrid una ley que garantice la función social de la vivienda.  

  • Necesidad de poner en Parla más viviendas de la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid para personas desahuciadas sin alternativa habitacional.  

  • Urgencia de aprobar una ley, por parte del Gobierno Central, que permita a los ayuntamientos poder regular el precio de los alquileres de viviendas. 


 

Garantía alimentaria

 

En nuestra Ciudad, los últimos datos de la Encuesta de Condiciones de Vida nos dicen que un 6,4% de las y los habitantes de la misma se encuentran en situación de privación material severa, lo que quiere decir que al menos unas 8.000 personas (mujeres, hombres y niñas y niños) no pueden permitirse una comida de carne, pollo o pescado al menos cada dos días y no tienen capacidad económica para garantizar sus necesidades básicas de alimentación por lo que requieren la ayuda de entidades públicas o privadas para tratar de cubrir estas necesidades de alimentación.

El problema radica en que en estos momentos nuestros Servicios Sociales Municipales se ven desbordados por esta demanda y no pueden por sí solos dar respuesta a la misma, por lo que se ven en la obligación de enviar a esta familias (según los datos aportados en el último Pleno del Estado de la Ciudad el pasado año son 3160 familias) en situación de grave empobrecimiento a entidades sociales que dependen, no sólo del trabajo voluntario sino de la disponibilidad de alimentos e incluso de la existencia de un espacio donde almacenarlos, lo que en ocasiones genera situaciones de mayor desigualdad y se dificulta el poder poner la dignidad de las personas en el centro.

Desde Otra Parla es Posible planteamos las siguientes medidas de choque:  

  • Mantener un Fondo de Emergencia Social que garantice ayudas económicas a través de servicios sociales y programa de garantía alimentaria con las entidades que prestan este servicio en coordinación.  

  • Apostamos por dignificar el proceso por el cual muchas personas tienen que pedir ayuda para poder alimentarse cada mes. Por ello, planteamos en el medio plazo la apertura de un economato/supermercado que a través de tarjetas por puntos gestionadas desde Servicios Sociales, favorezca que los vecinos y vecinas puedan adquirir los bienes que necesiten. Más a largo plazo, nuestra apuesta pasa por impulsar una tarjeta gestionada desde los Servicios Sociales para que las personas que dispongan de ella puedan comprar en cualquier supermercado del municipio.  

  • Apoyar a las entidades que prestan estos servicios con espacios habilitados y con ayudas para los portes.  

  • Fomentar la Responsabilidad Social Corporativa entre aquellas empresas privadas del Municipio que estén en condiciones para ello, a través de donaciones a entidades de Parla con carácter social.

  • Continuar y mejorar la coordinación entre los Servicios Sociales y las entidades que reparten alimentos.    

  • Estudiar la implantación de una moneda social en Parla.  

Diversidad funcional e inclusión

 

El concepto “diversidad funcional” se inscribe en los presupuestos de la “filosofía de vida independiente” y trata de superar las definiciones en negativo (discapacidad, minusvalía) reclamando el derecho al pleno reconocimiento de la dignidad como una expresión más de las muchas diversidades que en la actualidad son reconocidas positivamente en nuestra convivencia colectiva.

Aunque la inclusión es una cuestión transversal, que afecta a todos los ámbitos y etapas de la vida, dedicamos un punto específico para tener en cuenta situaciones y propuestas que no podemos olvidar para alcanzar el objetivo de hacer efectivo el derecho a la inclusión en nuestra ciudad.

En este sentido, creemos que en Parla es necesario:

  • Elaborar un censo oficial con datos sobre las familias con algún miembro con diversidad funcional y los recursos existentes para las mismas.

  • A partir del punto anterior, desarrollar un Plan Integral para la ciudad que abarque todas las etapas de la vida, puesto que en la etapa adulta la escasez de recursos es aún mayor.

  • Señalizar espacios municipales: señalización accesible, incluyendo paneles con pictogramas para facilitar la accesibilidad cognitiva, además de alto contraste relieve y braille.

  • Analizar las barreras arquitectónicas y urbanísticas que existen en Parla y que dificultan la movilidad, con el fin de adaptar los entornos y hacer una ciudad más accesible.

  • Favorecer que los parques y espacios urbanos infantiles sean más inclusivos y accesibles.

  • Diseñar y facilitar a las familias una guía sobre los distintos recursos de apoyo que existen en Parla.

  • Fomentar cursos y talleres para las familias con algún miembro con diversidad funcional.

  • Acompañar y desarrollar proyectos de ocio inclusivo.

  • Desarrollar proyectos de formación a profesionales y voluntariado sobre la intervención centrada en la persona y el modelo de calidad de vida.

  • Desarrollar actividades de sensibilización sobre las distintas discapacidades dirigidas a la ciudadanía para avanzar hacia una sociedad que entiende la inclusión como algo global en la que todos y todas formamos parte.

  • Solicitar a la Comunidad de Madrid que inicie los trámites para la apertura del Centro de Día ya construido en Parla, sin que ello suponga perjuicio de ninguna entidad.