POLÍTICAS DE IGUALDAD.

Feminismo

 

La lucha que emprende el movimiento feminista dentro y fuera de nuestras fronteras y que se ha agudizado en los últimos años, es todo un ejemplo de dignidad que nos está marcando el camino a seguir para continuar avanzando en la conquista de nuestros derechos.  

Queremos hacer de Parla una ciudad feminista y libre de violencias, en la que exista igualdad efectiva entre mujeres y hombres, en la que nuestras vecinas puedan pasear por nuestras calles sin miedo, en la que se pongan medidas de prevención contra la Violencia Machista.  

Sin embargo, en la actualidad nos encontramos con muchas carencias en esta materia, tanto en políticas de prevención y concienciación en Igualdad de Género como en medidas para reducir la brecha de género en todas sus vertientes.   

Desde Otra Parla es Posible queremos hacer una apuesta decidida por impulsar en Parla políticas feministas y nuestro compromiso pasa por potenciar la Concejalía de Igualdad, que en la actualidad es un área que cuenta con muy poco peso específico en el Gobierno Municipal.    

Propuestas contra la Violencia Machista:  

  • Reforzar el Punto de Violencia con un gabinete psicoterapéutico que atienda a mujeres víctimas de Violencia de Género y a menores expuestos a esa violencia. 

  • Facilitar el acceso a la vivienda a mujeres víctimas de Violencia de Género que han tenido que abandonar su hogar (incluyéndolas como colectivo vulnerable para acceder al Fondo Social de Viviendas de Emergencia que se pretende poner en marcha).   

  • Ofrecer formación específica a los profesionales que atienden a mujeres víctimas de Violencia Machista en las diferentes fases de su proceso (médicos, policías, jueces…) con el objetivo de facilitar el proceso a las víctimas. 

  • Realización de talleres de prevención de Violencia Machista tanto en las escuelas como en IES y centros de Formación Profesional.   

  • Propiciar un espacio o local para que las entidades que atienden a mujeres víctimas de Violencia de Género puedan reunirse con la discreción que ello requiere.   

  • Solicitar a la Comunidad de Madrid la apertura de un Punto de Encuentro Familiar en Parla con profesionales especializados en Violencia de Género. 

Propuestas para reducir la brecha de género: 

  •  Realizar un estudio sobre el impacto de género en las políticas de Parla, para incluir la perspectiva de género de manera transversal en la política municipal en su conjunto.   

  • Realización de talleres de sensibilización en materia de igualdad entre hombres y mujeres. 

  • Introducir cláusulas sociales de género en los pliegos de los contratos y las licitaciones que el ayuntamiento saca a concurso, como medio para promover de forma efectiva una mayor equidad de género en el empleo.  

  • Impulsar proyectos de economía social mediante microcréditos desde los que se fomenten las cooperativas de mujeres.   

  • Creación de Bolsas de Empleo específicas de mujeres.  

  • Implementar programas de respiro familiar para mujeres que se dedican al cuidado de menores, personas mayores y dependientes.  

  • Compromiso por parte del Ayuntamiento para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral a la hora de realizar cursos, convocar consejos, fijar reuniones, etc. 

  • Impulsar talleres para que madres y padres incorporen una visión feminista en la crianza de sus hijos e hijas.  

  • Solicitar a la Comunidad de Madrid que se instalen en Parla nuevas ramas profesionales en los Ciclos formativos de la FP que favorezcan la ruptura de los estereotipos de género que actualmente hay instalados.

  • En la convocatoria de subvenciones para asociaciones, puntuar aquellos proyectos y planes que recojan medidas y actuaciones en pro de la igualdad entre hombres y mujeres.

 

Medidas para avanzar hacia una ciudad feminista: 

  • Dar impulso al Consejo Sectorial de Igualdad fomentando la participación. A partir de éste, tejer una red de mujeres de Parla por la Igualdad.  

  • Feminizar la ciudad y hacerla más segura para las vecinas de Parla, con la instalación de farolas en las calles oscuras, favoreciendo que se pongan terrazas en zonas menos transitadas para que la calle ofrezca un entorno más seguro, impulsando un servicio de paradas en los autobuses a demanda y, en definitiva, ajustando el urbanismo para hacer de Parla un Municipio más seguro para las mujeres.   

  • Instalación de Punto Violeta en todas las fiestas locales, para sensibilizar, informar y ayudar a víctimas de cualquier tipo de agresión sexista. 

  • Trabajar para prevenir la agresión en las Fiestas y Eventos que se realicen en el municipio desde una perspectiva de género que no criminalice la conducta de la mujer, sino la del agresor. Campañas ajustadas y dirigidas a la concienciación de los hombres.  


 

LGTBI

 

Para el colectivo de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales nunca ha sido fácil la conquista de sus derechos. Todavía queda mucho trabajo por hacer y desde Otra Parla Es Posible apostamos decididamente por favorecer desde el ámbito municipal la implementación y evaluación de políticas públicas dirigidas a proteger los derechos de las personas LGTBI y a luchar contra la LGTBIfobia, utilizando como guía y referencia los Principios Yogyakarta.  

Las medidas que proponemos son:  

  • Celebración a nivel institucional del día Internacional de la población LGTBI para facilitar su visibilidad y dar a conocer a la población la situación real del colectivo.  

  • Trabajar por una sociedad más plural y respetuosa, promoviendo las condiciones para que la libertad y la igualdad de las personas y de los grupos en que se integren sean reales y efectivas. Promover la eliminación de cualquier comportamiento homófobo, tránsfobo o bífobo, mediante campañas de prevención en diferentes áreas.   

  • El paro y la precariedad son situaciones endémicas a la población LGTBI como una forma más de discriminación. La lucha por lograr los derechos laborales se debe convertir en un objetivo fundamental para la consecución de la igualdad real. Por ello, proponemos incluir las realidades LGTBI en las medidas proactivas de empleo y fomentar especialmente la inserción laboral de las personas transexuales (doblemente discriminadas).   

  • Las personas transexuales todavía tienen dificultades para acceder a tratamientos en la sanidad pública, y cuando lo consiguen se ven obligadas a ser diagnosticadas con una patología ficticia (trastorno de identidad de género). Las realidades de las mujeres lesbianas y transexuales no son contempladas en los planes ginecológicos y de salud femenina por regla general. Proponemos, dentro de nuestro ámbito competencial, favorecer y facilitar el acceso a dichos tratamientos y la inclusión de las realidades LGTBI en los planes de salud municipal.   

  • La Asociación madrileña COGAM, que lucha desde hace más de 30 años en la defensa de este colectivo, estima que “entre el alumnado que se define como no heterosexual de edades comprendidas entre los 12 y 17 años, el 80% esconde su orientación sexual en clase”. Por ello, es necesario actuar y luchar por la no discriminación por orientación sexual, identidad sexual o identidad de género en el sistema educativo, tanto público como concertado y privado, cooperando a tal efecto con todas las partes que lo integran y poniendo en marcha programas y recursos encaminados a mostrar la realidad del colectivo así como la implantación de medidas de salud sexual en los colegios e institutos de nuestro municipio. Asimismo, se implementarán campañas contra la LGTBfobia en el ámbito de la enseñanza con el objetivo de prevenir el acoso escolar.  

  • Promover la creación de asociaciones que visibilicen y aborden la realidad del colectivo LGTBI y sus problemáticas específicas.

  • Puesta en marcha de un punto de información y asesoramiento a personas LGTBI.

Inmigración

 

Parla cuenta, según los datos del Anuario Demográfico de 2018, con una población de 131.437 habitantes empadronados a fecha de enero de 2019, de los cuales el 78’08% son población española y el 21’92% son población extranjera. Asimismo, de la población del municipio extranjera, contamos con nacionalidades de 115 países diferentes. El 23% de estas personas proviene de la Unión europea, y el restante 77% es extracomunitaria; siendo las mayoritarias la comunidad marroquí (6.635), rumana (4.847) y china (4.644) con bastante diferencia respecto las demás. Por sexo, encontramos que el 48’35% son mujeres y el 51’65% son hombres. Nuestra población extranjera se caracteriza en su mayoría por ser una población joven, y por tanto, un valor activo par el municipio (el mayor porcentaje poblacional se mueve en la edad de los 20 a los 54 años).  

Desde Otra Parla es Posible proponemos un Modelo de Ciudad que reivindica el bienestar para todos sus ciudadanos y ciudadanas con independencia de su origen. Por ello, las políticas dirigidas al colectivo de inmigrantes deben partir de compromisos de carácter social que aseguren la igualdad de condiciones con la población autóctona.  

Nuestro objetivo es construir una Ciudad en la que la convivencia y interculturalidad sean la base de una sociedad plural y democrática.   

Medidas para la Convivencia e Inclusión social: 

  •  Fomento del asociacionismo de la población inmigrante, facilitando espacios públicos de reunión y realización de actividades.  

  • Apuesta por favorecer que vecinas y vecinos inmigrantes se impliquen en distintos espacios de participación como las Asambleas de Barrio, facilitando la participación ciudadana en el Municipio con independencia del origen o situación administrativa.

  • Realización de campañas de sensibilización y promoción de una imagen social positiva del inmigrante, dando a conocer sus diferentes culturas y poniéndolas en valor junto con la cultura autóctona.  

  • Favorecer políticas proactivas de formación y empleo dirigidas a evitar “nichos” laborales.

  • Apoyo a los colegios e IES en la elaboración de programas que favorezcan la adaptación e integración del alumnado extranjero (actividades de refuerzo en horario extraescolar, actividades deportivas…)  

Medidas para la Atención a las Necesidades específicas: 

  • Impulso de un Servicio de Mediación que facilite el acceso a la población inmigrante a los servicios municipales comunes; especialmente, en el caso de los vecinos y vecinas recién llegados (realización de talleres de Bienvenida; conocimiento de derechos y deberes; acceso a recursos normalizados de la red educativa, sanitaria, etc).  

  • Impulso de la Oficina de Apoyo y Orientación al Inmigrante para favorecer la realización de trámites como el empadronamiento; arraigo, ayudas específicas, etc.  

  • Puesta en marcha de un servicio de Traducción e Interpretación.  

  • Facilitar el empadronamiento a las personas extranjeras, ya que es requisito previo para acceder a determinados derechos.

  • Promoción e implementación de programas de aprendizaje de la lengua española para población adulta.  

  • Acompañamiento social  para aquellas familias inmigrantes en situación de vulnerabilidad y/o exclusión con programas dirigidos a la cobertura de necesidades básicas.